Plan de Movilidad Sustentable → Programas → Control y Seguridad Vial

Alcolocks en transportes escolares

Más seguridad vial para niños y jóvenes

_MG_0480

Este año escolar se inicia con una nueva medida de seguridad vial: la implementación de un sistema llamado Alcolock que consiste en un test de alcoholemia que deben hacer los choferes antes de prender el motor del transporte escolar. Si el resultado es negativo, el vehículo se enciende normalmente. En caso de dar positivo, el mismo no arrancará.

¿Quiénes tienen este dispositivo?

La medida comienza como una prueba piloto en 50 micros escolares. Cada seis meses, y por un periodo de dos años, los dispositivos irán rotando como forma de evaluar la medida.

¿Cómo funciona?

El alcolock se encuentra en el interior del vehículo y se conecta con el sistema de arranque. Es un sensor similar al de los alcoholímetros utilizados por los agentes de tránsito en los controles de alcoholemia.
Para poder prender el motor es necesario que el conductor exhale en el aparato. Si el test da negativo, el vehículo arrancará normalmente. En caso que dé positivo, el mismo no podrá ser encendido y se activará una alerta que será recibida por el Cuerpo de Agentes de Tránsito, quienes acudirán al lugar. El micro no podrá volver a ser encendido por una hora.

al

¿Cuál es la graduación de alcohol en sangre permitida?

Los choferes profesionales deben tener 0 (cero)  alcohol en sangre.

Con esta medida buscamos

  • Continuar trabajando en la disociación de la conducción y el alcohol.
  • Fomentar el manejo seguro.
  • Mejorar la seguridad vial de los niños y jóvenes.
  • Prevenir siniestros.

Otros países que lo implementaron

En Francia, desde el 2012, todos los transportes escolares están obligados a tener un alcolock, al igual que en Suecia y Finlandia. A su vez, en toda Europa y Estados Unidos este sistema ya se aplica en el transporte de carga. Buenos Aires es la primera ciudad de Latinoamérica en implementarlo.

 

@GCBA

GCBA