Plan de Movilidad Sustentable → Programas → Control y Seguridad Vial

Control de estupefacientes

Desde el comienzo de la gestión realizamos controles de alcoholemia con los que logramos reducir las muertes en siniestros de tránsito en un 50 %. Con el objetivo de seguir reduciendo los incidentes viales así como concientizar sobre las consecuencias negativas del uso de sustancias psicoactivas en la conducción y en línea con los artículos 5.4.8 del Código de Tránsito (Ley 2.148) y 111 del Código Contravencional Porteño (Ley 1472); en julio comenzaron los controles de estupefacientes a conductores.

El test de estupefacientes tiene como fin evidenciar la presencia tanto de drogas ilegales (como la cocaína, la marihuana, el éxtasis y el lsd), como de drogas legales que afectan al sistema nervioso central (como las benzodiazepinas y los opiáceos, sustancias presentes en algunos medicamentos cuya venta requiere prescripción médica bajo doble receta archivada). Todas estas drogas afectan la coordinación, la velocidad de reacción, la visión y generan distorsión del espacio, tiempo y lugar.

Penas y multas

Además del secuestro de vehículo y el descuento de 10 puntos en el sistema Scoring, se generarán multas de $200 a $2000, o de 1 a 10 días de arresto. Ante la negativa de llevar a cabo el control, se procederá a secuestrar el vehículo.

Características del test

El test consta de dos etapas:

  • Test de pupilas: mide la reacción de las pupilas ante un estímulo lumínico. Demora 30 segundos y si el resultado es “no apto” se realiza el examen de saliva.
  • Test con saliva: consta de una tira reactiva que se mantiene en la boca y detecta una mínima presencia de algunas drogas. Es un método no invasivo, estéril y descartable. El resultado demora entre 3 y 5 minutos.

Con la implementación de este control, Buenos Aires será la primera ciudad de latinoamericana en hacerlo.

 

@GCBA

GCBA